sábado, 12 de junio de 2010

A finales del año pasado fuí a visitar a mi hermano a Appleton, Wisconsin. La temperatura para esa época es de menos 20 centígrados en promedio. Ya no soportaba utilizar la misma ropa, así que la traje a la lavandería, a pesar del intenso frío. He sentido otras altas temperaturas en Europa, pero en el norte de EE.UU, es excesivo el frío. Así que me marché, tomé mi suéter, mi blazer, mi bufanda y con maleta en mano llena de mi ropa sucia caminé por la principal avenida, cubierta de nieve. Aún me faltaba mucho y ya no soportaba el dolor de mis orejas, debido al clima. Puse a Mussorgsky, con la interpretación magistral de Boris Berezovsky y que siempre me ha dado fuerzas en los momentos necesarios.
En el trayecto, en medio del paisaje glacial, me sentí dueño de mi destino. Alguien que abandona su ciudad en la que vive, para adentrarse en un lugar desconocido y que intenta conocer cómo es el exterior. Las historias que le cuentan pueden atemorizar o hacer que crezca el interés por lo nuevo. Él opta por la segunda. Se acompaña de su abrigo y va en busca de un acontecimiento que interrumpa la monotonía de la normalidad. A medida que vive, cada vez busca viajar más. Para él esa experiencia no tiene comparación con cualquier otra mundanidad. Es el estímulo que necesita para disfrutar el paso por la tierra. Y si lo acompaña uno de sus libros que le producen placer, su música, un café y un buen saco, el momento es único e irrepetible. No pide un gran auto, una casa ostentosa o una mujer exhuberante, sólo disfrutar a su manera. Viajar y leer, elementos necesarios para vivir.

Unas noches antes en un bar, empapado de Whisky, una mujer le dijo, después de haber intercambiado alguna información sobre sus afinidades: ¿no te gusta la cultura pop, verdad? El silencio sepulcral le contestó.
I need a coffee.
Reacciones:

3 comentarios:

Luo Andreas Salomé dijo...

Acaso no nos encontramos siempre en lugares desconocidos?

la MaLquEridA dijo...

¿Qué es lo normal?, ¿cómo saber quien es normal y quien no?, difícil ser normal en un territorio desconocido.

Anónimo dijo...

marquito, VV: muy bueno, deberian hablar tambien un poco d tabaco. un saludo... me fumare algunos cigarros si me queda tiempo despues dl cafe- arjona

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes