miércoles, 6 de julio de 2011

Existencia... existencia... existencia.



Todo es aleatorio. Hasta la forma de morir y de ser enterrado vivo. La sangre no es más que una botella de agua vacía en la cual se vierten las espinas que salen de mis ojos.

La vida: un concepto aleatorio...

La Belleza escrita con mayúscula: un misterio impenetrable que mata a su entera disposición.

La soledad: verdad que nos envuelve en piel con la capacidad de camuflar para sobrevivir.

La música: posible bálsamo para romper el dolor de lo contingente.

Mis manos: dos ridículas armas que me abren paso en el terror del existir.

Mis ojos: dos cuencas vacías llenas de sangre.

Mi pecho: hogar o habitación donde se alberga la máquina de nimiedad. Futuro país del cáncer.

Corazón: "algo" que se dice vivo.

Boca: espacio donde se anidan las palabras ciertas o falsas; correctas e incorrectas.

... ante este catálogo de agravios y buenas intensiones, ¿Qué resta decir?

Unas palabras se asoman:

Es más fácil ser poeta 
que ser hombre.


Reacciones:

2 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Los poetas acarician con las palabras el alma, como esto que has escrito, me has sorprendido Víctor, te felicito me ha gustado mucho tu poema, tu música, tu sentir.


Un abrazo.

LUMPENPO dijo...

Definiciones que la vida nos exige... Ser poeta, elección en el camino del hombre. Abrazos.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes